DESPERTARES – La Revolución pacífica

LA DESAPARICION DE LA CLASE MEDIA COMO UN OBJETIVO EN LA PLANEADA CRISIS MUNDIAL DEL SIGLO XXI

la crisis acabará con la clase intelectualA continuación presentamos una excelente reflexión sobre lo que hay realmente detrás de la actual crisis mundial, explicando cómo ha sido malintencionadamente planificada por unos pocos en el poder y por qué únicamente tendremos una oportunidad de sobrevivir si toda la humanidad nos unimos contra esa minoría elitista que nos está arrastrando poco a poco a un colapso sin precedentes, mientras nos mantienen lobotomizados con la TV.

El futuro que puede que no tengan nuestros hijos dependerá de la pusilanimidad actual de la gran mayoría poblacional, especialmente las clases intelectuales.

DESPERTARES

CARTA A LA CLASE MEDIA E INTELECTUAL, EL ESLABÓN PERDIDO DEL SISTEMA

Supongo que a estas alturas de la crisis económica y en la forma, tal y como se está gestionando por nuestros gobiernos, supongo, empezará a sospechar mucha gente que detrás de esta crisis hay intenciones aviesas de estrangular nuestra economía y someterla. O sea, que pudiendo resolver fácilmente esta situación, hay gente detrás de todo esto, que quieren, les interesa que la economía vaya así de mal, para que su negocio vaya así de bien.

Pero si valoramos debidamente la repercusión de esta crisis, qué sectores son los más afectados, veremos, que esta crisis, a parte de debilitar la sociedad en general, a la clase trabajadora, y de usurpar sus derechos en favor de la oligarquía, se está desvelando con un objetivo prioritario: La clase media e intelectual.

Para la élite, la amenaza más importante es la clase media. Tenemos que saber que la élite solo reconoce dos clases, ‘ellos’, osea la clase elitista, singular estirpe parasitaria, y la clase obrera o esclava. Su poder depende y es proporcional al grado de sometimiento de la sociedad. Si hasta ahora la clase media ha fructificado por si misma, y se establece como motor de los avances y el progreso de las naciones, es porque a la élite le ha venido bien para el crecimiento y adquirir medios de control y aglutinar poder que de otro modo no hubiese sido posible, pues la clase media, la gente intelectual y más capacitada productivamente, creativamente, son quienes producen, han creado los avances y el progreso que ha dado lugar a esta rápida evolución de nuestra civilización en los últimos tiempos. La élite, dentro de su inutilidad productiva y nula inspiración creadora, lo único que saben hacer, y lo hacen muy bien, con especial astucia y maldad, es adueñarse de todo ese progreso. Pero eso tiene un limite para ellos, pues en la misma medida que les ha sido de utilidad la clase media, es también una amenaza para sus planes. Por tanto, y en buena lógica, a la clase media e intelectual es a quienes se les hace necesario reducir en primer lugar para instaurar su largamente planeado y anhelado Nuevo Orden Mundial.

Aunque estas crisis, en primer lugar, la sufran con más crudeza las clases más humildes, sin embargo, la clase media, de continuar la cosa así, poco a poco irá perdiendo su estatus y protagonismo (iniciativa social), hasta desaparecer tal y como la conocemos.

Bien es cierto que la élite necesita a gente que intermedie entre la clase esclava productiva y ellos, que hagan el trabajo sucio de control y manejo del “ganado”, y por tanto, va a ser un sector siempre necesario para su dominación y control, pero será un sector muy reducido, incondicional y conscientes de la ruin y miserable labor que ejercen, al estilo de como era las funciones y responsabilidades que tenían los kapos en los campos de concentración nazis, o tal y como podemos apreciar en cualquier dictadura que centraliza ferreamente la actividad de una nación, su gestión e iniciativas productivas, en la élite.

la crisis mundial acabara con la clases intelectualPero en la medida que se vayan desvelando los planes para este Nuevo Orden Mundial, que están imponiendo a toda costa y a toda velocidad, va a ser, y cada vez más, rechazado por la gente honesta, intelectual de nuestra clase media. Todo depende de como se vaya tomando consciencia de esta situación, por tanto, la clase media, no solo será un obstáculos para sus planes, sino una seria amenaza, en el qué, por otra parte, no van a tener una función claramente definida o útil en un sistema de gobernación mundial totalitario.

Aunque ahora, los más pobres y vulnerables, sean los que se enfrentan al sistema, y reivindiquen con más exigencia y en casos con más desesperación, es la clase media, en primer lugar, quienes estáis en el punto de mira, por el temor que tiene la élite a vuestra proximidad, fuerza, conocimiento e influencia. El propio corporativismo al que os aferráis y que os eleva sobre las clases más humildes, con el que creéis que defendéis legítimamente vuestro estatus, pronto o tarde se volverá en contra, al estar alimentando inconscientemente este sistema. El corporativismo entronca con el propio sistema elitista que tenemos, y tal como simbolizan su sistema, la clase media no está en sus planes, y mucho menos la gente inteligente con influencia social que puedan exponer seria y claramente sus planes. No hay solución de continuidad entre ellos, la élite “iluminada por el conocimiento y la verdad” y la clase trabajadora esclava. Sois el eslabón perdido entre la cúspide de este sistema y la clase trabajadora más sometida.

La gente humilde, por más que proteste, reaccione contra la injusticia y el abuso, no puede hacer nada si las clases intermedias, intelectuales, no actúan. Además, son fácilmente manejables, por como este sistema de subyugación “democrático” maneja los medios y las mentes mas vulnerables. Sin embargo, vuestra preparación, convicción, influencia y posicionamiento, puede liberarnos de esta amenaza, fundamentalmente a través del conocimiento, en la defensa de la verdad y su divulgación.

Este plan de austeridad que adoptan los gobiernos para atender esta tremenda deuda acumulada en nuestro sector público, está claramente diseñada para el servicio exclusivo y el cumplimiento de los planes de la élite, y es inadmisible que estas medidas se apliquen impunemente sin la oposición de la clase intelectual, de la clase media, que es la única que puede hacerles frente con eficacia. Las medidas de recorte del gasto público, de equilibrio presupuestarios, son solo y exclusivamente para empobrecer las economías, para hacer imposible a largo plazo la solución de la crisis, y ser rehenes permanentes de la deuda*, tanto pública como privada, tal y como ha ocurrido con tantas naciones en vías de desarrollo, y ahora en los países industrializados, y además, con el especial objetivo de aniquilar la clase media.

Hay cuestiones de las matemáticas, de la ciencia, que no podemos obviar y que tenemos que saber plantearnos con claridad para no dejarnos engañar o encogernos de hombros ante medidas tan nefastas como falsas. Intencionadamente falseadas tal y como las están aplicando nuestros gobiernos, y explicando un amplio sector intelectual, en clara traición a los intereses generales, de una sociedad que confía y delega en sus gentes más preparadas y a la vanguardia del conocimiento. Ver video (así es como te esclavizan, 3 min.):

Podemos observar qué, el mecanismo del dinero-deuda, en la modalidad como lo aplicamos, que todo el dinero circulante está generando intereses, y por tanto, con el tiempo se reabsorbe a si mismo, necesita imperiosamente qué en la misma medida que se reabsorbe, se genere dinero nuevo, es una necesidad que responde a su propia ley matemática de equilibrio, sino, el proceso natural del ‘dinero-deuda’ lleva inevitablemente al colapso de sí mismo (por la tendencia a inmovilizarse saliéndose del circulo consumo-productivo, revertiendo en la misma medida como elemento especulador cada vez más potente). Esto lo saben perfectamente los gestores de nuestro medio de intercambio y dueños de él, la élite parasitaria. Por tanto, la estrategia para robarnos todo y someternos es bien sencilla, en primer lugar inundan el mercado de dinero, que con el potencial productivo tecnológico que tenemos da pábulo a una economía en rapidísimo crecimiento, sobrepasando fácilmente nuestras necesidades o capacidad de consumo, y como todo ese crecimiento ha sido a costa de que ese dinero ha ido generando intereses, más deuda, cuando se corta el suministro de dinero nuevo, y no solo eso, sino que se retira estrategicamente del mercado cantidades muy importantes de dinero, la escasez de dinero, de nuestro medio de intercambio, dificulta la actividad normal de la economía, de nuestras empresas, retrae el consumo, y por tanto frena la economía revirtiéndose en una espiral en recesión. Pero los intereses que hay que pagar por la deuda generada, lo es por todo el dinero creado con anterioridad (también del inmovilizado), eso acelera enormemente el proceso de reabsorción por sus intereses, pasando de forma rapidísima y exponencial de su balance deudor a su balance acreedor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s